Odebrecht pagó más dinero en Perú de lo revelado en EE.UU.

Ojo-Publico.com confirmó pagos por más de US$40 millones, realizados por la compañía a jefes de Estado, candidatos presidenciales, viceministros, autoridades regionales e  intermediarios, en los últimos tres gobiernos del Perú.  Sin embargo, la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York solo reveló que Odebrecht hizo pagos por US$ 29 millones. La filial de la constructora en Lima dijo que ellos informaron todo, pero que las autoridades de EE.UU. decidieron no revelar los millones que dieron por “contribuciones a campañas políticas”.

Investigación

El grupo Odebrecht de Brasil, uno de los mayores conglomerados de la construcción en el mundo, realizó pagos identificados en Perú por más de US$40 millones a jefes de Estado, candidatos presidenciales, viceministros, gobernadores regionales y hasta intermediarios, entre los años 2006 y 2015, según los documentos oficiales del Poder Judicial y de las autoridades judiciales y policiales del Brasil, obtenidos por Ojo-Publico.com en el marco de la investigación por corrupción y lavado de dinero del Caso Lava Jato.

A fines del 2016, Odebrecht confesó al Departamento de Justicia de EE.UU. (DOJ, por su sigla en inglés) que pagó un aproximado de US$29 millones en sobornos en Perú, y un monto no determinado por supuesto financiamiento de campañas políticas procedente de su División de Operaciones Estructuradas (DOE), su área secreta de coimas. Tras revisar los expedientes judiciales del caso, Ojo-Publico.com concluyó que los pagos de la constructora superan largamente la cifra anterior, la misma que fue revelada por la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York y la Sección de Fraudes del DOJ al finalizar el acuerdo firmado con los representantes de la compañía brasileña en diciembre del 2016.

En base a dichos documentos, identificamos los pagos hechos por la constructora en el Perú en nueve indagaciones: Caso Interoceánica Sur-Toledo (US$20 millones), Metro de Lima (US$8.1 millones), Programa OH-Ollanta Humala (US$3 millones), Costa Verde Callao (US$2.7 millones), Vía Evitamiento del Cusco (US$1.2 millones), Ositran (US$780 mil) y Rutas de Lima (US$711 mil), Carretera Callejón de Huaylas (US$2.6 millones) y el Caso Andorra (US$900 mi). Todas las entregas de dinero suman más de US$40 millones (y no US$29 millones) y fueron entregadas durante los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

El Departamento de Justicia de EE.UU. concluyó que el dinero de la División de Operaciones Estructuras era ilícito

Al analizar dicha data descubrimos que el 70% de los US$40 millones identificados como pagos de Odebrecht en el Perú fueron para ganar dos obras emblemáticas: la Interoceánica Sur y el Metro de Lima; al menos el 24% de los sobornos salió de dos offshore que el DOE manejaba en el Caribe: Klienfield Services Ltd (Islas Vírgenes Británicas) e Intercorp Logistic (Antigua); y al menos 41% fue recibido por el entorno de los funcionarios peruanos sobornados, en tres bancos de Europa: el Banca Privada de Andorra (US$9,6 millones), el Citibank de London (US$3,7 millones) y el Barclays Bank PLC (US$3 millones).

 

 

Odebrecht, en el histórico acuerdo con el DOJ de EE.UU., confesó que pagó millones de dólares procedentes de la división de coimas de la constructora, fuente original de dinero sucio en dicha empresa. Estos montos, originados en la corrupción y el lavado de dinero en Brasil, fueron usados por Marcelo Odebrecht, Hilberto Mascarenhas (el sombrío personaje que manejaba el DOE) y un grupo de altos ejecutivos de la constructora para pagar coimas a nivel mundial y financiar campañas políticas en América y África.

Al cerrar el acuerdo el DOJ reveló en un comunicado el monto de los pagos de Odebrecht: US$788 millones en coimas a nivel mundial, de los cuales US$29 millones alcanzaron al Perú. Según el trato, todos los pagos hechos por la división de sobornos de la compañía son ilícitos. Sin embargo, en el anuncio de la firma del Plea Agreement, el DOJ decidió solo informar de los montos que ellos creían sobornos (según la versión del grupo brasileño), pero no hacer público el resto de pagos ilegales destinados a financiar campañas políticas, condenando a estos hechos al olvido.

Contactamos por correo electrónico a la oficina de asuntos públicos del DOJ de EE.UU. para preguntarles por la contradicción en las cifras pagadas en el Perú (US$29 millones frente a los US$40 millones) y también para saber por qué no revelaron el monto total, pero dijeron que no harían comentarios. Odebrecht sí habló. Un vocero de la filial de la constructora en Lima reveló que ellos dieron toda la información a las autoridades estadounidenses sobre las entregas de dinero, pero que el DOJ decidió informar solo sobre los US$29 millones pagados por corrupción y no sobre los montos desembolsados por "financiamiento de campañas políticas", aun cuando estos también proceden, presuntamente, de la división de coimas en los casos conocidos en Perú.

 

LAVA JATO PERÚ: Una plataforma de investigación de Ojo-Publico.com para conocer el caso de corrupción más grande de Latinoamérica y su impacto en el país.

 

PLEA AGREEMENT

El acuerdo entre Odebrecht y el Departamento de Justicia de EE.UU., conocido en términos judiciales como Plea Agreement (aceptación de culpa), establece que la constructora debía entregar información completa, verdadera y exacta sobre los pagos que realizó en Latinoamérica y África por un total global de US$788 millones. El trato entre ambas partes indica de forma detallada que si la compañía brasileña otorgó información deliberadamente falsa o contradictoria podría ser investigada por la Sección de Fraudes del DOJ y por la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York (ENDY, por su sigla en inglés).

“Si [Odebrecht] ... provee información deliberadamente falsa, incompleta o engañosa... el acusado será en lo sucesivo sujeto a una acción judicial por cualquier violación a la ley federal”, dice el acuerdo firmado entre Odebrecht y el entonces fiscal del Distrito Este de Nueva York, Robert L. Capers, y el jefe de la Sección de Fraude, Andrew Weissmann. El Plea Agreement además indica, a lo largo de sus 74 páginas, que la compañía podrá defenderse en otros procedimientos relacionados al pago de millonarios sobornos, "siempre y cuando tales defensas y demandas no contradigan, total o parcialmente, una declaración contenida" en el acuerdo con el Departamento de Justicia de EE.UU.

“Si [Odebrecht] provee información falsa o engañosa será sujeta a acción judicial"

Al ser consultado sobre las contradicciones en los montos, Odebrecht en Lima dijo que ellos brindaron toda la información de los pagos al Departamento de Justicia de Estados Unidos. Luego ya no respondió las repreguntas formuladas para este artículo.

A la fecha, Ojo-Publico.com ha contabilizado más de US$40 millones en pagos hechos en Perú, procedentes del departamento de coimas de Odebrecht (ya sea por sobornos o presunto financiamiento político) y originados en seis casos detectados por el Ministerio Público desde enero de este año y uno adicional descubierto en los documentos de la Policía Federal de Brasil. Después de analizar esta data, así como lo expedientes judiciales de cada proceso, queda claro que el monto total informado por el DOJ sobre Perú es incompleto y que probablemente ocurra lo mismo en los otros 11 países afectados por el Caso Lava Jato.

Al cierre de edición, volvimos a contactar al DOJ de EE.UU. para preguntar porque no revelaron el monto total de lo desembolsado en Perú, pero rechazaron hacer comentarios.